Convención Belém do Pará: 25 años de su adopción y 20 años de vigencia en México

En el marco de los 25 años de la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer, conocida también como Belém do Pará, y 20 años de vigencia en México,  y en coordinación con la Secretaría de Relaciones Exteriores,  en la Conavim organizamos una serie de mesas para discutir los avances y retos de dicha convención en nuestro país.

Boletín en CONAVIM.

 

Consulta Nacional para la elaboración del PIPASEVM 2019-2024

Con el fin de escuchar y tomar en cuenta todas las voces para la creación del Programa Integral para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (PIPASEVM) 2019-2024, la CONAVIM te invita participar en los foros de las Consulta Nacional.

Del 16 de agosto al 9 de septiembre del 2019 se llevarán a cabo 3 foros regionales y uno nacional, en donde buscamos crear un espacio de comunicación e intercambio de ideas, preocupaciones y propuestas entre los distintos órdenes de gobierno y la sociedad civil.

Conoce más sobre los foros, las mesas y dónde se llevarán a cabo, así como dónde participar en línea, en la página de Conavim: http://bit.ly/ConsultaPIPASEVM

¡Queremos escucharte!

Candelaria Ochoa Ávalos, titular de la Conavim

El pasado martes 12 de marzo, tomó protesta María Candelaria Ochoa Ávalos como nueva titular de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, acompañada de la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero y el Subsecretario de Derechos Humanos, Migración y Población, Alejandro Encinas.

La Comisionada mencionó que se necesita trabajar en el tejido social empezando por la familia.

Destacó que su plan de trabajo para fortalecer a la Conavim se enfocará en los siguientes ejes centrales: 

  • Alertas de Violencia de Género, las cuales deben ser una medida de emergencia y un tema prioritario para los gobiernos estatales.
  • Centros de Justicia para las Mujeres, a fin de que éstos brinden un servicio de alto profesionalismo, sensibilidad y responsabilidad en la atención a las mujeres.
  • Programa Nacional contra la Violencia, donde se trabajará a la par de la Secretaría del Bienestar y la Secretaría de Seguridad Pública para impulsar acciones sustantivas.
  • La actualización del Banco Nacional de Datos contra la Violencia, a fin de tener indicadores sobre las problemáticas que enfrentan las mujeres a nivel nacional y con ello definir estrategias y planes de acción para prevenirlas y erradicarlas.

Enfatizó que se trabajará para que exista una sólida coordinación en todos los niveles de gobierno a fin de que las acciones y estrategias impacten a nivel federal, estatal y municipal.

Fuente: Boletín de Presa de Conavim

Entrevista: “La triada de la transformación: voluntad política, expertiz y recursos públicos”

El 20 de agosto pasado en su cuenta de twitter fijó un agradecimiento a “quienes han mostrado su apoyo y me han propuesto para dirigir el Inmujeres”, la carta que acompaña el mensaje está fechada el 25 de julio en Guadalajara, Jalisco y respalda la candidatura de Candelaria Ochoa Avalos quien es académica, investigadora, feminista, política, ex regidora y ex diputada federal.

Cuenta en su haber con por lo menos tres décadas de militancia por los Derechos Humanos de las mujeres. Desde ahí, Ochoa Ávalos construye su visión del mundo que refleja en todos los ámbitos, desde la academia, hasta la elaboración concreta de legislaciones y políticas, tanto en el ámbito local como nacional e internacional.

Candelaria Ochoa Ávalos está convencida que para transformar la política pública se necesitan tres cosas: “voluntad política, expertiz y recursos públicos”, además de hacer de la igualdad una prioridad política, desterrar la visión de grupo vulnerable y minorías que se tiene de las mujeres”.

Su candidatura “se fraguó con amigas de Jalisco y de todo el país”, una pieza clave fue la actual directora del Instituto de las Mujeres de la Ciudad de México, Gabriela Rodríguez Rodríguez, quien la animó a entregarle su currícula y presentárselo a la Ministra en retiro, Olga Sánchez Cordero.

Integrante del Consejo Consultivo del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) Ochoa Ávalos, aspira a que “con el nuevo gobierno se abran las posibilidades para revisar a profundidad la política que se ha realizado” en materia de igualdad.

Asegura que el actual gobierno es “una oportunidad para las feministas que esperamos muchos años” y en la cual aportaron muchísimo.

En una de sus visitas a la Ciudad de México, Cimacnoticias conversó con Candelaria Ochoa, quien busca que el dinero destinado a la igualdad tenga el uso correcto.

– Lucía Lagunes Huerta (LLH): ¿Por qué quieres ser presidenta del Instituto de las Mujeres?

– Candelaria Ochoa Ávalos (COA): Porque todavía tenemos una deuda pendiente en materia de, verdaderamente, transversalizar la perspectiva de género en la Administración Pública Federal. Todavía el Instituto no ha normado la política pública y ahí todavía hay retos pendientes.

– (LLH): ¿Como cuáles?

– (COA): Por ejemplo, feminicidio, la Alerta de Violencia de Género, que es la máxima acción para que los gobiernos federales y estatal pongan atención en los asesinatos de mujeres, pues todavía los responsables de la Alerta de Género ni siquiera saben de qué se trata.

Otro tema pendientísimo es la igualdad laboral. Todavía hoy, el hostigamiento y el acoso siguen siendo un lastre en las instituciones en donde las mujeres trabajan; las mujeres siguen ganando16 por ciento menos que un hombre en el mismo empleo, obviamente en la misma industria.

Siguen siendo temas pendientes, que todavía no hemos logrado el cambio de mentalidad tan ansiado por nosotras, que todavía hoy en muchas de las instituciones de la Administración Pública Federal se cree que las unidades de género, la agenda de género es de mujeres y (son) medio un enfado, una monserga; eso es importante transformarlo.

– (LLH): ¿Cómo ves la relación entre el feminismo y el nuevo gobierno?

– (COA): A ver, efectivamente hay una necesidad de considerar el tema de la igualdad como importante en la vida pública. Que las mujeres hoy sean 48 por ciento de diputadas y 49 por ciento de las senadoras no es un tema menor. En política pública se necesitan tres cosas: voluntad política, se necesita expertiz y se necesitan recursos públicos; si tú no tienes esas tres cosas, no transformas la política pública.

Espero apertura del gobierno federal para discutir y para que todas quepamos, creo que eso es importante; porque todas le apostamos, al menos yo, a un cambio de gobierno.

– (LLH): ¿Se ha vuelto un cargo político la presidencia del Inmujeres?

– (COA): Se ha vuelto un cargo político. Tenemos que convencer a los hombres y también a las mujeres que la igualdad tiene que ser una prioridad. Las mujeres ni somos un grupo vulnerable, ni un grupo minoritario, somos 52 por ciento de la población y estamos en todos lados. Se cree que los problemas de las mujeres los tienen que resolver las mujeres, cuando en realidad lo que tenemos que cambiar es la mentalidad de la política pública.

– (LLH): ¿Sería más fácil tener a alguien a modo que una feminista?

– (COA): Nomás que creo que no hay ninguna candidata a modo, por lo menos la lista que yo he visto, de las que han levantado la mano, me han preguntado ¿quién es mejor? En realidad todas somos mejores, porque la diferencia es, los lugares en los que hemos estado. Yo me formé en la militancia, en el activismo; y luego, me hice académica. Lo que necesitamos es esta mirada y esta visión en la práctica política.

– (LLH): ¿Qué esperarías, ya como presidenta del Instituto de las Mujeres, del Ejecutivo Federal?

– (COA): Yo esperaría buena voluntad, recursos y espero que reconozca que el trabajo que se va a hacer, desde una instancia como ésta, es importante para su gobierno, pero, sobre todo, para las mujeres y los hombres de este país.

– (LLH): ¿Hacia dónde llevarías al Instituto?

– (COA): A ver, yo he trabajado una idea que no está en un programa concluido, pero, me parece que tenemos que volver al espíritu de que (el Instituto) norme la política pública y que tenga verdaderamente capacidad de interlocución con las distintas Secretarías de Estado, y el convencimiento de que debemos transformar las relaciones de desigualdad.

Si nosotros no estamos en ese canal, de que es necesario y que tenemos que convencer a todo el mundo, empezando —como tú dices— por el presidente, pero también a los secretarios, a todos quienes vamos a estar o están en la función pública.

– (LLH): ¿Cuáles serían las políticas públicas que empujarías desde el Instituto de las Mujeres?

– (COA): Mira, creo que tres de los temas que a mí me parecen fundamentales: revisar las políticas contra la pobreza, ese es un tema que tenemos que transformar; hacerlas sujetas de derechos.

El otro tema, (la) violencia sigue siendo muy difícil, las mujeres recordamos desde los seis años haber sido violentadas sexualmente por los hombres y, a veces, en una gran mayoría, por los hombres de la familia. A veces estamos esquizofrénicas porque esos que nos violentan, luego se casan con otras y quieren que los queramos y tengamos hijos con ellos, eso tiene que parar, ahí tenemos que intervenir con un política más allá de un buen deseo, sino de intervenir en los valores familiares, en los valores éticos, de no posicionarse desde una moralidad, sino en el derecho a la igualdad, a la solidaridad, al respeto, a la igualdad, porque tiene que ser básico eso.

El otro tema muy importante y que debemos potenciar más, es el trabajo, el acceso laboral de las mujeres. No hemos salido de las políticas de las mujeres en el desarrollo y no hemos entrado a las políticas de mujeres y el desarrollo con perspectiva de género, o sea, siguen viéndonos como las que piden trabajo para ayudar a la casa, las que tienen un salario para comprarse chucherías, cuando en realidad la inversión que hacen las mujeres que trabajan, en sus familias, es fundamental.

Otro de los temas importantísimos es el embarazo infantil. Que las niñas entre 10 y 14 años se embaracen, cuando se embarazan de la misma edad (la mujer y el hombre) es apenas 1 por ciento; todas las niñas, entre los 9 y 14 años, que tienen embarazos, o sea, 99 por ciento son de adultos hombres. Entonces, en eso tenemos que tratar de intervenir, porque en 25 años no sólo no ha disminuido el embarazo infantil, sino se ha incrementado.

– (LLH): ¿Cómo lidiar una política de igualdad con una política de austeridad si necesitas presupuesto?

– (COA): Claro, bueno, hasta ahora lo que hemos platicado y discutido con el subsecretario de egresos, Gerardo Esquivel, es que el Instituto va a tener, al menos, el mismo presupuesto; que el Anexo 13 no va a disminuir, representa del PEF, 0.9 por ciento, pero además se gasta mal, porque no hay lineamientos y no hay una fiscalización real para que sea destinado a la igualdad. Si ese presupuesto se gastara bien, avanzaríamos; el problema es que se gasta mal.

– (LLH): ¿Cómo hacer que el resto de las instituciones, de los gobiernos, hagan su parte?

– (COA): Fíjate que lo que hemos platicado mucho y lo discutimos mucho en un grupo, y se lo presentamos a la magistrada Olga Sánchez Cordero, es que tiene que haber una corresponsabilidad, o sea, el Proequidad prácticamente son 380 millones de pesos que se van a los estados y municipios. Hay municipios que sólo destinan los 200 mil pesos que le dan al Instituto y, entonces, le dan a la titular, una silla, una computadora y párale de contar.

Lo que tiene que haber es una corresponsabilidad entre los municipios y los estados, y si el Gobierno Federal les da un peso, pues que sea concurrente ese peso; a lo mejor no puede, en el primer año, dar un peso, pero que den 50 centavos o que de 25 centavos. Debe haber corresponsabilidad.

– (LLH): ¿Cómo lograr los cambios estructurales que requiere este país para garantizar una igualdad para las mujeres?

– (COA): Es el cambio de la mentalidad, o sea, mientras no transformemos que la igualdad no es un tema menor, (sino) que es un tema de prioridad nacional, que es la vida de mujeres y hombres que tiene que mejorar; porque cuando mejoran las condiciones de vida las mujeres, mejoran las de la familia nuclear o ampliada, las de la pareja cualquiera que ésta sea, mejora la vida social.

Una mayor institucionalidad, que los secretarios de Estado se comprometan, tenemos que hacer no sólo de convencimiento sino también de normar cada vez más, que las instancias tienen que hacer su tarea.

– (LLH): Ese ha sido el gran tema…

– (COA): Y un órgano público descentralizado como el Inmujeres, lo que tiene que garantizar es un nivel de interlocución con esos secretarios de Estado, porque no nada más es para que me vigilen lo que yo hago, sino, porque como yo no soy ejecutiva, es que ustedes tienen que hacer.

– (LLH): ¿Cuáles serían las cosas que cambiarías en el Instituto Nacional de las Mujeres?

– (COA): Pues no conozco totalmente a la institución, ahorita estamos en ese proceso de que nos informen y de que nos digan, pero yo sí veo que hay, a veces, una actitud como de no incomodar al presidente y entonces, de repente, no hacen porque les dicen que no hagan.

– (LLH): ¿Sumisión, dirías?

– (COA): Pues sí, un poco lo que dice “La Boétie” en su libro de la servidumbre voluntaria, a veces las mujeres funcionamos así, nos convencemos que es mejor no incomodar a los otros. Y bueno, a mí alguien me preguntaba “¿y tú cómo estás ahí? pues a poco porque creen que he sido cómoda, pues porque he sido incómoda.

– LLH: Hay propuestas de legisladoras de Morena, de sancionar a los medios por sus contenidos sexistas ¿cómo miras este tema?

– (COA): Son los dos caminos: sí es normarlo, pero también es cambiar mentalidades, porque a veces es necesario normar. En el caso de los medios de comunicación son las dos cosas: sí es normar, pero también es que los medios capten, reflexionen, se autoevalúen de que esas imágenes que nos están proponiendo no son imágenes que generen igualdad.

– (LLH): ¿Qué empujar desde el Instituto para garantizar la justicia para las mujeres y erradicar la impunidad?

– (COA): El Instituto debe tener interlocución con las Cámaras de Senadores y Diputadas y con el Poder Judicial. Si tú no tienes una institución con estas tres patitas de los tres órdenes de gobierno, no va a funcionar la cosa y te lo digo porque a veces ni siquiera los casos llegan al Poder Judicial, sino se quedan en el Ejecutivo, se quedan en los Ministerios Públicos y en las procuradurías. Lo que tenemos que hacer en este país es, precisamente, políticas.

– (LLH): ¿Cuál sería tu posición desde el Instituto de las Mujeres sobre la prostitución?

– (COA): Ahí hay también como dos vías. Si tú me preguntas en lo personal, yo me inclino más por el abolicionismo.

Pero también, lo real, es que una gran cantidad de mujeres son víctimas de felonía, de padrotes (en el sentido peor de la palabra) y de trata; y si las mujeres no somos o no tenemos cada vez más autonomía para decidir qué queremos hacer, es muy difícil una política abolicionista. Entonces, necesitamos garantizarnos ser sujetas de derechos.

– (LLH): ¿Cómo traducir que las mujeres sean sujetas de derecho en una política pública?

– (COA): Mira, yo creo que lo podemos hacer desde la familia, desde la escuela y desde las instituciones públicas. Tenemos que enseñarles a las niñas que tienen derechos, y eso lo tenemos que hacer en la familia.

Es toda una transformación de la política pública. Primero lo tenemos que hablar para que les demos visibilidad y luego atender. Tienen que involucrarse muchas instituciones, por ejemplo, para diagnosticar la violencia laboral, las secretarías del trabajo tienen que reconocer, primero, que hay violencia y que cuando una mujer va y denuncia, le tienen que hacer caso. Que el Instituto norme esas políticas, que dé lineamientos para que las distintas instancias de la administración pública federal atiendan esos casos.

– (LLH): ¿Cómo supervisar el presupuesto para la igualdad?

– (COA): Mira, creo que para empezar lo tendría que hacer la Función Pública, es básico. Segundo, tiene que haber lineamientos para el gasto del presupuesto del Anexo 13, que es 0.9 y luego va quedando como en 0.7, no es mucho, pero tampoco es nada. Hay traslapes de programa; mal uso del mismo; recurso utilizado para las cenas de navidad, para papel del baño. No hay una supervisión real de ese ejercicio presupuestal.

– (LLH): ¿Tu relación como titular y el movimiento feminista, cómo sería?

– (COA): Bueno, lo primero es un reconocimiento, yo vengo de ahí, yo me formé ahí, tengo no solamente reconocimiento, sino también afecto con muchas de las compañeras de las cuales yo he aprendido. Esperaría la retroalimentación, el acompañamiento, el apoyo y el afecto; tener puertas abiertas para todas.

– (LLH): También tuviste un diálogo con Olga Sánchez ¿para qué funcionaron esas entrevistas?

– (COA): Mira, no lo sé bien, yo todavía me pregunto eso. Yo supongo que ella está haciendo una valoración de los currículums, no sé con base en qué ni cómo. Creo que es fundamental que a todas nos haya entrevistado. Cuando yo me entrevisté con ella nos caímos muy bien, supongo que casi con todas, porque ella me dijo “ay, todas me parecen tan maravillosas, tan buenas, todas tan especialistas en cosas”.

 

Entevista publicada originalmente en CIMAC Noticias
Por: Lucia Lagunes, periodista, feminista y Directora General de CIMAC
Twitter: @lagunes28

Entrevista: Lo importante son las políticas públicas en favor de la mujer

Por Mario Ávila
Para Seminario Conciencia Pública

Para la exdiputada federal, Candelaria Ochoa Ávalos, una de las tres propuestas para encabezar el Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES), antes que la definición si es un Instituto, una Secretaría o una Sub Secretaría, en Jalisco lo relevante es la definición de políticas públicas en favor de la mujer.

Lamentó que a casi tres años de que en la entidad se implementó la Alerta de Género, lo que ocurrió en febrero del 2016 en especial para los municipios de Guadalajara, Zapopan, San Pedro Tlaquepaque, Tonalá, Tlajomulco de Zúñiga, El Salto, Puerto Vallarta y Ameca, el acceso a la justicia es muy limitado, se revictimiza a las agraviadas y sus familias y no solo se siguen presentando casos graves sino que se han incrementado el número de agresiones a la mujer.

“Yo le propuse a Enrique Alfaro que fuera una Secretaría”, dijo la legisladora federal caracterizada por su lucha intensa en favor de la equidad de género, en principio desde la trinchera de la sociedad civil organizada y ahora desde escaños en el servicio público.

La extinción del Instituto Jalisciense de las Mujeres que anunció el gobernador electo Enrique Alfaro, causó polémica y las reacciones de grupos feministas, de ahí que se hacía necesario escuchar la opinión de una voz autorizada como la de la diputada federal, Candelaria Ochoa.

LA ENTREVISTA

Conciencia Pública. Diputada nos podría hacer un balance de lo que ve en Jalisco en materia de equidad de género.

Candelaria Ochoa. Un tema que trabajo desde hace muchos años es la violencia contra las mujeres y el feminicidio y me preocupa que Jalisco a la alerta de violencia de género, no ha disminuido el tema en términos del acceso a la justicia de las mujeres que son víctimas de violencia y que son víctimas de feminicidio. La familia todavía tiene que padecer un conjunto de medidas burocráticas para que sean escuchadas, para que se atienda su caso, entre otras cosas. Eso finalmente es un acceso a la justicia muy limitado, muchas pueden no tener sentencias satisfactorias porque sus casos son vistos en la justicia como casos poco importantes.

LOS FEMINICIDIOS A LA ALZA

Conciencia Pública. Y las estadísticas en feminicidios siguen a la alza.

Candelaria Ochoa. En efecto, en materia de feminicidios me preocupa muchísimo que la política contra el feminicidio no se sepa qué está haciendo para las mujeres, es decir qué significa una política contra el feminicidio, dónde están, qué hacen, qué deben decir, hay una campaña o no, en ese sentido me parece muy grave que no se conozca el tema y creo que una cosa muy importante con lo que pasa en el país, para menospreciar el feminicidio. Es que hay poca coordinación entre las instancias de gobierno ejecutivo, es decir el estatal con los municipales y no se le destina un recurso propiamente dicho a la alerta de violencia de género, pero sobre todo el modo y tiempo que es la alerta de violencia de género.

Conciencia Pública. ¿Está terminando el sexenio, el problema fue que no hubo políticas públicas para combatir el feminicidio?

Candelaria Ochoa. Exacto, ni siquiera saben eso, no hay un consenso sobre qué se debe hacer, por ejemplo sabemos que una buena cantidad de delitos de violencia de género son perpetrados por familiares y no se sabe qué hacer. Una cosa muy importante es que el delito de feminicidio no se ha homologado en todo el país, es decir tiene penalidades muy variables, hay delitos contra la violencia que todavía existen en Jalisco, como por ejemplo el matrimonio infantil, la trata de personas y la venta de mujeres.

Conciencia Pública. ¿Y si no hay políticas, menos hay una manera eficiente de procurar e impartir justicia?

Candelaria Ochoa. Claro, terminan siendo doblemente victimizadas, acaba con la confianza en las instituciones y no podemos seguir así.

ALFARO RECHAZÓ CREAR SECRETARÍA DE LA MUJER

Conciencia Pública. ¿Alfaro quiere combatir el flagelo desde un Instituto o desde una Sub Secretaría?

Candelaria Ochoa. Yo creo que lo que deberíamos discutir más, son los contenidos, yo en mis intervenciones he estado insistiendo en que más que un Instituto, y conste que yo le propuse a él una Secretaría, no de Igualdad Sustantiva con cinco subsecretarías, porque en materia de igualdad sustantiva solo se habla en materia de igualdad de género, pero independientemente de que sea una Secretaría, que ojalá lo fuera, a un Instituto, lo que tiene que tener el Gobierno Estatal como prioridad es la igualdad de género, porque las mujeres en Jalisco también votaron por Enrique Alfaro y somos el 52% de la población, entonces es preocupante que no se tenga la legitimidad de una instancia que es tan importante como esta y que hagan evaluaciones simples, cuando lo que se tiene que discutir son los contenidos, los para qué. Incluso el nombre de la instancia a lo mejor hubiera sido después de esta discusión, lo mismo que la designación de la titular, y yo creo que no nos debería de dar miedo de hablar de esos temas, al contrario.

Conciencia Pública. ¿Hay algún modelo a seguir en el país, algo que ya se haya hecho en otras entidades, o alguna experiencia federal, que nos podría servir según su experiencia?

Candelaria Ochoa. Lo que hoy estamos revisando es que los Institutos deben volver al origen para el que fueron creados, que es para normar la política pública en materia de igualad de género, y yo se lo dije en una reunión a Enrique Alfaro el 21 de junio con cerca de 50 mujeres, no se trata de tener mis mujercitas, mi dinerito y mis proyectitos, sino que se trata de decirle al secretario del Trabajo en dónde está la desigualdad y cómo hay que atenderla; al secretario de Salud cómo atender por ejemplo los embarazos en menores de 14 años, que nos tiene que plantear una política en esa materia; a la Secretaría de Educación qué nos diga cómo le va a hacer para que las niñas que no abandonen la escuela, que el trato en los salones de clases sea igualitario y que los contenidos educativos también sean igualitarios, que todas las niñas y los niños tengan acceso por igual a los recursos pedagógicos. De eso se trata, que una instancia de esta naturaleza le debe de dar vida a normar la política en materia de igualdad.

Conciencia Pública. ¿Y también falta dinero?

Candelaria Ochoa. Si claro, también es necesario incidir en el presupuesto porque dos terceras partes se destinan a pago de sueldos, ya que creen que deben hacer programas ejecutivos y yo creo que no, yo creo que allí debe de haber gente muy capaz en políticas públicas y muy eficiente para ir planteando algunos lineamientos en las distintas secretarías y no alguien que cree que hay que hacer proyectitos para las mujeres.

EN LA TERNA NACIONAL

Conciencia Pública. Usted ya está en la terna para encabezar el INMujeres, ¿Una distinción?

Candelaria Ochoa. Yo estoy puesta, me dio mucho gusto que me propusieran, la gente de Guadalajara empezó a circular una carta a nivel nacional, en dos días tuvieron cerca de mil 500 firmas de académicas de universidades, de centros de investigación superior y muchas organizaciones sociales y civiles de mujeres; a los dos días le llevaron la propuesta a la ex magistrada Olga Sánchez Cordero.

Conciencia Pública. ¿Y qué le ha abonado usted al nuevo gobierno Federal?

Candelaria Ochoa. Una de las cosas que hemos discutido en el equipo de transición del Instituto Nacional de las Mujeres, es el presupuesto que se destina a los institutos estatales y municipales, porque cerca de la mitad del presupuesto se destina a un programa que se llama transversalidad de la perspectiva de género y lo que revisamos es que muchos institutos estatales y municipales casi subsisten con el recurso federal. Lo que yo planteo en particular, y le hicimos llegar a la magistrada una documentación analítica de la evaluación, de lo que ha sido la política de igualdad en estos seis años y la prospectiva, una de las cosas que yo planteaba es que por ejemplo a los municipios se les da cada año 200 mil pesos, pero hay municipios que solo le ponen eso e incluso una parte del recurso se la queda el propio presidente municipal y a las titulares pues les dan una silla una mesita y creen que eso es suficiente para normar la política pública en materia de igualdad en el municipio. Ante ello lo que yo propuse es que sea una política de corresponsabilidad, es decir que si el Instituto nacional te va a dar un peso, que el municipio si no puede dar otro peso, ni 50 centavos, al menos que le ponga 25 centavos; pero en el caso de los institutos estatales estamos planteando lo mismo y ahí si todos los estados pueden dar un recurso corresponsable del recurso federal que se otorga, porque si no, la política en materia de igualdad queda como bajo la responsabilidad del gobierno federal, cuando en realidad se apela a la autonomía estatal, a la autonomía municipal, pero en los recursos públicos no quieren y prefieren seguir dependiendo de la Federación.

Conciencia Pública. A qué se debe que en Jalisco a casi 3 años más que freno se han multiplicado los casos de violencia a la mujer?

Candelaria Ochoa. Por un lado esto demuestra que en la familia hay una gran desigualdad, que todavía el papel de las mujeres no se reconoce como importante y que las vidas de las mujeres son prescindibles; yo lo que creo, es que las mujeres son imprescindibles y que además cuando un feminicidio se da en la familia afecta a ésta, pero a muchas otras familias más y los impactados directamente son los de ese núcleo familiar porque lo viven de manera desastrosa; el otro punto es que los municipios y el estado no han comprendido que tiene que establecer una política no solo de difusión en los medios, sino una política de vinculación con las distintas instancias que atiende desde presupuesto, trabajo, salud, educación, desarrollo social, policías etcétera, para que verdaderamente haya una coordinación intrainstitucional que permita políticas en esta materia. En síntesis esto nos llevaría a hacer un cambio de mentalidades, yo estoy convencida de que debemos cambiar la forma y la práctica de los estereotipos que hablan de que las mujeres somos menores, que valemos menos, que no tenemos derechos, etcétera.

¿QUIÉN ES CANDE OCHOA?

Candelaria Ochoa Ávalos fue regidora del ayuntamiento de Guadalajara, actual diputada federal por MORENA. Educadora popular, maestra en Ciencias Políticas y doctora en Ciencias Sociales. Docente universitaria.

Fue directora del Centro de Estudios Género en la Universidad de Guadalajara. Conocida por sus pares como antigua militante feminista, como representante de las organizaciones feministas y de mujeres del Estado de Jalisco, formó parte del proceso de preparación de la IV Conferencia Mundial de la Mujeres, en Beijing, China, legisladora federal participó en la Comisión de Igualdad de Género.

Secretaria en el Congreso de la Comisión de Igualdad de Género, de la de Transparencia y Anticorrupción y perteneció a la Comisión Bicameral para el Diálogo y la Conciliación para el estado de Chiapas. Integrante del Comité del Centro de Estudios para el Logro de la Igualdad de Género; en la de seguimiento a las agresiones a periodistas y medios de comunicación. Tiene especial interés en desterrar la pobreza. Tiene 56 años.

Urge optimizar la Alerta por Violencia de Género

Después de revisar el fracaso de las Alertas de Género implementadas en varios estados, mismos que no han logrado reducir la taza de feminicidios en el país (7 diarios), la diputada federal Ciudadana Candelaria Ochoa Ávalos, presentó este martes una iniciativa que tiene como objetivo eficientar dicho mecanismo a través de una política pública transversal donde estén involucrados los tres órdenes de gobierno: federal, estatal y municipal.

“Es urgente asegurarse de que sea efectiva y eficiente y no solamente un trámite vacío que malfunciona por intríngulis burocráticos”.

La mencionada iniciativa propone una metodología que optimice el funcionamiento de dicho instrumento contra la violencia hacia las mujeres, y el primer paso para lograrlo dijo la legisladora, es la armonización tanto legislativa como de operatividad en todos los órdenes de gobierno. “Ni un solo estado tiene involucrado a las policías estatal y municipal, lo cual es gravísimo ¿entonces cómo se imaginan que van a atender el feminicidio si las policías no participan?”

Ochoa Ávalos hizo hincapié en la necesidad de elaborar informes de cumplimiento que sean un requisito para todos los estados con Alerta de Género, fundamentados en indicadores de resultados y no solo de desempeño.

Subrayó la importancia de elaborar un proyecto de rendición de cuentas tanto de la operatividad como del ejercicio del presupuesto otorgado, de crear un Consejo interinstitucional de seguimiento (formado por la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres, el Instituto Nacional de las Mujeres y una Comisión diseñada específicamente para ello del Poder Legislativo) que monitoree el desempeño pleno de todos los mecanismos involucrados en la Alerta de Género, a fin de que se presenten reportes de resultados de violencia contra las mujeres, haciendo énfasis en los indicadores de resultados.

Pendiente, la aprobación para el acoso callejero

Al aprobarse dictamen sobre acoso laboral y docente, se exponen tres casos en Cámara de Diputados

 

Lizbeth Álvarez
Publicado en Sem México

La diputada María Candelaria Ochoa Ávalos, integrante de la Comisión de Igualdad y Género en la Cámara de Diputados, consideró fundamental que se haya aprobado en febrero pasado su iniciativa con la que se reforma el artículo 13 de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia (LGAMVLV) para incluir el acoso laboral y docente.

Lo anterior, aun cuando incluyó en la iniciativa la reforma al artículo 16 para considerar el “acoso callejero”, que es referido a la violencia en la comunidad, pero lo cual no se ha aprobado. Justificó que son diferentes figuras, pues “en la calle no se tiene a un sujeto superior a ti, [que] en términos de jerarquía laboral o docente”.

Para la legisladora de Movimiento Ciudadano, era importante incluir el acoso laboral y docente, “porque a partir de ahí se va a desprender que todas las secretarías de Estado, como en el caso de la Secretaría de Educación y la del Trabajo, tendrían que tener datos sobre el acoso para poder sancionarlo”, abundó.

Candelaria Ochoa relata cómo fue que tres empleados (dos mujeres y un hombre) se acercaron a su oficina a solicitarle ayuda porque estaban siendo víctimas de acoso sexual y laboral: “Terminando la votación en el Pleno, llegué a mi oficina y ya tenía tres personas esperándome. Me sorprendió que hayan visto la iniciativa; pero sobre todo, que exista acoso y hostigamiento en la Cámara. Estoy por abordar los temas particulares con la persona que corresponde porque me parece muy grave. Eso no puede suceder acá”.

La diputada añadió: “Se me acercaron dos mujeres y un hombre, cada uno de los temas los voy atender de manera particular. No me voy a quedar con las manos cruzadas cuando alguien me pide ayuda”.

Aclaró que las personas señaladas como acosadoras en la Cámara no son diputados sino personal administrativo. En el caso del hombre es distinto, pues se trata de acoso laboral. No tiene que ver con lo sexual.

Refiere que cuando fue directora del Centro de Estudios de Género de la UDG, “hicimos en el año 2011 un diagnóstico amplio sobre violencia en el ámbito docente y encontramos que hay violencia en la Universidad de Guadalajara. Propusimos un protocolo para atender el acoso y hostigamiento y, en general, la violencia de género. Se aprobó en el consejo del 2011, pero hasta ahorita no tenemos ninguna respuesta. Es un tema que para mí siempre ha sido importante como docente. Aquí presenté en el año 2015 una iniciativa para que la SEP impulsara los observatorios de género y no lo han hecho. Me parece que debe de ser una acción muy importante que se logre”.

“El tema del acoso es común, cotidiano, normalizado y desafortunadamente las mujeres tenemos miedo y vergüenza de denunciarlo, y a veces cuando lo queremos denunciar no nos decidimos a hacerlo”, apunta.

SemMéxico: ¿Por qué las mujeres tienen miedo de denunciar el acoso sexual? 

Candelaria Ochoa: El problema es que no hay una verdadera instancia que sancione el acoso, porque no se reconoce como un problema. Ese tipo de conductas, la violencia contra las mujeres, la de género, lo que lesionan es el tejido social. Porque si a ti te acosan en ese momento, ya no quieres ir a la escuela, ya no quieres ir a trabajar… Tienes miedo de que te busquen, tienes miedo de que te amenacen. Ese sigue siendo un problema muy serio para nuestras vidas.

SM: ¿Cómo atacarlo? 

CO: Primero, normándolo, denunciando ante las instancias. Lo que se hizo aquí fue un primer paso. Estoy esperando que el Senado la ratifique para que sea publicada y luego tendrán que venir las sanciones. Tenemos que tener instancias que verdaderamente cumplan con eso. El problema es que se hace un marco normativo, pero el cumplimiento del mismo que le toca al Ejecutivo y la sanción deja muchas tareas pendientes.

Legislan por mejoras para mujeres

Claudia Salazar
Reforma

La Cámara de Diputadas aprobó nuevas reformas legales para generar mejores condiciones de igualdad para las mujeres, evitar actos de violencia laboral, discriminación deportiva y acoso en los centros de trabajo.

En el marco del Día Internacional de la Mujer, el pleno aprobó otorgar anualmente la medalla “Sor Juana Inés de la Cruz” para reconocer y premiar a las mujeres que hayan incidido y destacado en la lucha social, cultural, política, científica y económica a favor de los derechos humanos de las mujeres y por la igualdad de género.

Pese a un paquete de reformas a favor de la mujer, las diputadas de los diversos partidos reclamaron que aún hay rezagos en todos los ámbitos de desarrollo del sexo femenino.

En medio de la presentación de los dictámenes, diputadas del PRI y MC intercambiaron señalamientos.

Mirza Flores, de Movimiento Ciudadano, pidió mayor reflexión en las modificaciones en la ley general de Acceso a las Mujeres a una Vida libre de Violencia respecto a la reubicación temporal de un agresor en su centro de trabajo, cuando en el mismo lugar labore la víctima.

“Es un delito el hostigamiento sexual. No tienen por qué reasignar a la persona que está hostigando a otra área de ese mismo espacio laboral. ¿Por qué? Porque va a seguir hostigando a la víctima a la entrada o a la salida o por interpósitas personas en forma de venganza”, alertó.

La priista Carolina Viggiano expuso que no se trataba de un castigo al agresor, sino una medida de protección, por lo que pidió a Flores que no se confundiera.

“Muchas mujeres que yo he conocido en centros laborales no quieren denunciar a su acosador precisamente porque, o es su superior jerárquico o es su compañero y lo va a seguir teniendo en su misma área de trabajo.

“Por eso es importante dictar una medida preventiva que no permita que las mujeres se queden calladas, independientemente de que se investigue y se revise de qué tipo de conductas se trata”, explicó.

Mirza Flores respondió a la priista que la que no entiende el tema era ella.

Señaló que, en el caso del hostigamiento sexual, previsto en la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Libre de Violencia y en el Código Penal, debe de actuarse en consecuencia si es un delito.

“Esta medida de retirar a la persona de su espacio laboral, debe de ser una protección para la receptora o la víctima debe de ser tomada con muchísima seriedad porque si no, se sigue protegiendo al agresor.

“Dije que debemos de seguir analizando el tema. Y si ella es la asesora del candidato a la Presidencia de la República del Revolucionario Institucional, pues en menudo problema estamos metidas”, reviró.

La perredista Hortensia Aragón reclamó que no se haya aprobado una iniciativa, presentada desde el 2015, para lograr la igualdad horizontal y vertical en los puestos de gobierno de la Cámara de Diputados.

La diputada de Morena Maricela Contreras expuso que hace 10 años las encuestas sobre violencia decían que, de las mujeres mayores de 15 años en nuestro país, el 70 de cada 100 sufrían agresiones, pero 10 años después la situación era casi la misma.

“Hay avances legislativos, pero existe un alejamiento con la realidad, dado que estas leyes no se aterrizan en políticas y no se aplican de manera concreta, se han convertido en un catálogo de buenas intenciones en hojas de papel, donde el Estado no asume la obligación de acatarlas y generar esquemas de garantía para el ejercicio de nuestros derechos”, remarcó.

Candelaria Ochoa, de MC, expuso que a pesar de que hay mayor paridad en la representación política, está pendiente el acceso a los mercados de trabajo en paridad.

Siempreviva: La igualdad sigue siendo una asignatura pendiente

La igualdad es ética y la equidad es política
Amelia Valcárcel

Hace 364 días en San Lázaro subimos a posicionar la importancia de alcanzar la igualdad entre mujeres y hombres. Y de nuevo este 8 de marzo estamos aquí, insistiendo en este tema. Hoy como hace 112 años, las mujeres queremos igualdad de condiciones.

​El 8 de marzo fue proclamado como un día para el reconocimiento de la igualdad. Y quiero retomar la pregunta que se hace Amelia Valcárcel Si no estamos dispuestos a considerar que cualquier otro tiene deseos o derechos tan seguros como los nuestros ¿Cómo podríamos siquiera plantear la universalidad, que es la forma propia del juicio moral? Porque como dice la autora, a lo que llamamos moral, no es pensable sin la idea de igualdad… Porque la igualdad es la idea fundamental moral en su significado más profundo de equipotencia. Y la autora se cuestiona cómo hemos podido vivir varios milenios con política, sin que la igualdad forme parte de ella.

​Porque para Valcárcel, la igualdad es una relación concedida o pactada, incluso a veces impuesta, nada que no se conceda uno mismo tiene derecho moral a no concedérselo a otro, sino que tienes el deber de pensar en el otro como en ti mismo. Por ello hoy desde esta tribuna, tenemos la obligación moral de pensar en la igualdad de las mujeres, queremos ocupar el lugar de los otros que no han tenido el deber de pensar en nosotras.

​Hoy hacemos actual la demanda de igualdad, a pesar de que la palabra y su contenido nos asuste, la queremos, trabajamos por ella y queremos que se haga realidad. Porque la igualdad es una condición humana.

​Y como humanas, queremos transformar las normas de la desigualdad, las imágenes de los medios que las reproducen y las prácticas que nos margina. Lo que hemos ganado en dos siglos de lucha, ha sido tortuoso y lo hemos conquistado con mucho esfuerzo.

​Los derechos de las mujeres no han sido un regalo, sino una conquista. Hoy en esta Cámara se incorporó la paridad después de casi veinte años de haberse presentado la primera iniciativa; 1994 sobre la cuota; 1997 la primera “recomendación” a los partidos para incorporar a las mujeres en sus listas de candidaturas; 2002 la incorporación a la legislación; 2012 la Sentencia 12624, 2015 aplicación de la paridad. Y será en 2018 cuando aplique además la paridad vertical y horizontal en los ayuntamientos. Solo por mencionar la representación política.

​Sin embargo, sigue pendiente el acceso a los mercados de trabajo en paridad y recibir el salario igual por igual trabajo.

Este día no nos digan “feliz día de la mujer”, hagan realidad el derecho a la felicidad. Hagamos desde este espacio reformas para que las mujeres vivamos de manera igualitaria y equitativa. Legislemos para que se respeten nuestros derechos de manera plena; que se reformen las leyes y códigos que discriminan a niñas y mujeres; que transformemos la cultura de la desigualdad; que la maternidad sea una opción y no una obligación; que la sexualidad sea placentera y sin culpa; que la violencia de género, el hostigamiento y el acoso se sancionen; que la paternidad responsable sea una realidad; que los partidos respeten nuestro derecho a ser electas.

Desde esta tribuna, les conmino a reflexionar sobre el efecto perverso de la desigualdad y la violencia en las vidas de mujeres y niñas.

Publicado originalmente en Político MX

8M: No nos feliciten, hagan realidad el derecho a la felicidad

Desde tribuna y en el Día Internacional de la Mujer, la diputada federal Ciudadana Candelaria Ochoa Ávalos señaló que hoy como hace 112 años, la lucha por conquistar derechos, continúa. Hizo un llamado a la Cámara de Diputados para legislar y lograr la igualdad de condiciones entre hombres y mujeres.

La legisladora sostiene que la demanda es la misma, transformar la cultura de la desigualdad.

“Los derechos de las mujeres no han sido un regalo, sino una conquista. Hoy en esta Cámara se incorporó la paridad después de casi veinte años de haberse presentado la primera iniciativa; 1994 sobre la cuota; 1997 la primera “recomendación” a los partidos para incoporar a las mujeres en sus listas de candidaturas; 2002 la incoporación a la legislación electoral; 2012 la Sentencia 12624, 2015 aplicación de la paridad. Y será en 2018 cuando aplique además la paridad vertical y horizontal en los ayuntamientos. Solo por mencionar la representación política”.

Candelaria Ochoa apuntó que hay muchas asignaturas pendientes en los ámbitos laboral, social y político como el acceso a los mercados de trabajo en paridad y recibir el salario igual por igual trabajo, además de buscar sanciones para el acoso y hostigamiento solo por mencionar algunas.

Convocó a la sociedad en conjunto a garantizar la igualdad en todos los espacios y erradicar la violencia hacia mujeres y niñas en todas sus manifestaciones no solo hoy, sino mañana y siempre.

“Este día no nos digan “feliz día de la mujer”, hagan realidad el derecho a la felicidad. Hagamos desde este espacio reformas para que las mujeres vivamos de manera igualitaria y equitativa. Legislemos para que se respeten nuestros derechos de manera plena; que se reformen las leyes y códigos que discriminan a niñas y mujeres; que transformemos la cultura de la desigualdad; que la maternidad sea una opción y no una obligación; que la sexualidad sea placentera y sin culpa; que la violencia de género, el hostigamiento y el acoso se sancionen; que la paternidad responsable sea una realidad; que los partidos respeten nuestro derecho a ser electas”.