Entrevista: “La triada de la transformación: voluntad política, expertiz y recursos públicos”

El 20 de agosto pasado en su cuenta de twitter fijó un agradecimiento a “quienes han mostrado su apoyo y me han propuesto para dirigir el Inmujeres”, la carta que acompaña el mensaje está fechada el 25 de julio en Guadalajara, Jalisco y respalda la candidatura de Candelaria Ochoa Avalos quien es académica, investigadora, feminista, política, ex regidora y ex diputada federal.

Cuenta en su haber con por lo menos tres décadas de militancia por los Derechos Humanos de las mujeres. Desde ahí, Ochoa Ávalos construye su visión del mundo que refleja en todos los ámbitos, desde la academia, hasta la elaboración concreta de legislaciones y políticas, tanto en el ámbito local como nacional e internacional.

Candelaria Ochoa Ávalos está convencida que para transformar la política pública se necesitan tres cosas: “voluntad política, expertiz y recursos públicos”, además de hacer de la igualdad una prioridad política, desterrar la visión de grupo vulnerable y minorías que se tiene de las mujeres”.

Su candidatura “se fraguó con amigas de Jalisco y de todo el país”, una pieza clave fue la actual directora del Instituto de las Mujeres de la Ciudad de México, Gabriela Rodríguez Rodríguez, quien la animó a entregarle su currícula y presentárselo a la Ministra en retiro, Olga Sánchez Cordero.

Integrante del Consejo Consultivo del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) Ochoa Ávalos, aspira a que “con el nuevo gobierno se abran las posibilidades para revisar a profundidad la política que se ha realizado” en materia de igualdad.

Asegura que el actual gobierno es “una oportunidad para las feministas que esperamos muchos años” y en la cual aportaron muchísimo.

En una de sus visitas a la Ciudad de México, Cimacnoticias conversó con Candelaria Ochoa, quien busca que el dinero destinado a la igualdad tenga el uso correcto.

– Lucía Lagunes Huerta (LLH): ¿Por qué quieres ser presidenta del Instituto de las Mujeres?

– Candelaria Ochoa Ávalos (COA): Porque todavía tenemos una deuda pendiente en materia de, verdaderamente, transversalizar la perspectiva de género en la Administración Pública Federal. Todavía el Instituto no ha normado la política pública y ahí todavía hay retos pendientes.

– (LLH): ¿Como cuáles?

– (COA): Por ejemplo, feminicidio, la Alerta de Violencia de Género, que es la máxima acción para que los gobiernos federales y estatal pongan atención en los asesinatos de mujeres, pues todavía los responsables de la Alerta de Género ni siquiera saben de qué se trata.

Otro tema pendientísimo es la igualdad laboral. Todavía hoy, el hostigamiento y el acoso siguen siendo un lastre en las instituciones en donde las mujeres trabajan; las mujeres siguen ganando16 por ciento menos que un hombre en el mismo empleo, obviamente en la misma industria.

Siguen siendo temas pendientes, que todavía no hemos logrado el cambio de mentalidad tan ansiado por nosotras, que todavía hoy en muchas de las instituciones de la Administración Pública Federal se cree que las unidades de género, la agenda de género es de mujeres y (son) medio un enfado, una monserga; eso es importante transformarlo.

– (LLH): ¿Cómo ves la relación entre el feminismo y el nuevo gobierno?

– (COA): A ver, efectivamente hay una necesidad de considerar el tema de la igualdad como importante en la vida pública. Que las mujeres hoy sean 48 por ciento de diputadas y 49 por ciento de las senadoras no es un tema menor. En política pública se necesitan tres cosas: voluntad política, se necesita expertiz y se necesitan recursos públicos; si tú no tienes esas tres cosas, no transformas la política pública.

Espero apertura del gobierno federal para discutir y para que todas quepamos, creo que eso es importante; porque todas le apostamos, al menos yo, a un cambio de gobierno.

– (LLH): ¿Se ha vuelto un cargo político la presidencia del Inmujeres?

– (COA): Se ha vuelto un cargo político. Tenemos que convencer a los hombres y también a las mujeres que la igualdad tiene que ser una prioridad. Las mujeres ni somos un grupo vulnerable, ni un grupo minoritario, somos 52 por ciento de la población y estamos en todos lados. Se cree que los problemas de las mujeres los tienen que resolver las mujeres, cuando en realidad lo que tenemos que cambiar es la mentalidad de la política pública.

– (LLH): ¿Sería más fácil tener a alguien a modo que una feminista?

– (COA): Nomás que creo que no hay ninguna candidata a modo, por lo menos la lista que yo he visto, de las que han levantado la mano, me han preguntado ¿quién es mejor? En realidad todas somos mejores, porque la diferencia es, los lugares en los que hemos estado. Yo me formé en la militancia, en el activismo; y luego, me hice académica. Lo que necesitamos es esta mirada y esta visión en la práctica política.

– (LLH): ¿Qué esperarías, ya como presidenta del Instituto de las Mujeres, del Ejecutivo Federal?

– (COA): Yo esperaría buena voluntad, recursos y espero que reconozca que el trabajo que se va a hacer, desde una instancia como ésta, es importante para su gobierno, pero, sobre todo, para las mujeres y los hombres de este país.

– (LLH): ¿Hacia dónde llevarías al Instituto?

– (COA): A ver, yo he trabajado una idea que no está en un programa concluido, pero, me parece que tenemos que volver al espíritu de que (el Instituto) norme la política pública y que tenga verdaderamente capacidad de interlocución con las distintas Secretarías de Estado, y el convencimiento de que debemos transformar las relaciones de desigualdad.

Si nosotros no estamos en ese canal, de que es necesario y que tenemos que convencer a todo el mundo, empezando —como tú dices— por el presidente, pero también a los secretarios, a todos quienes vamos a estar o están en la función pública.

– (LLH): ¿Cuáles serían las políticas públicas que empujarías desde el Instituto de las Mujeres?

– (COA): Mira, creo que tres de los temas que a mí me parecen fundamentales: revisar las políticas contra la pobreza, ese es un tema que tenemos que transformar; hacerlas sujetas de derechos.

El otro tema, (la) violencia sigue siendo muy difícil, las mujeres recordamos desde los seis años haber sido violentadas sexualmente por los hombres y, a veces, en una gran mayoría, por los hombres de la familia. A veces estamos esquizofrénicas porque esos que nos violentan, luego se casan con otras y quieren que los queramos y tengamos hijos con ellos, eso tiene que parar, ahí tenemos que intervenir con un política más allá de un buen deseo, sino de intervenir en los valores familiares, en los valores éticos, de no posicionarse desde una moralidad, sino en el derecho a la igualdad, a la solidaridad, al respeto, a la igualdad, porque tiene que ser básico eso.

El otro tema muy importante y que debemos potenciar más, es el trabajo, el acceso laboral de las mujeres. No hemos salido de las políticas de las mujeres en el desarrollo y no hemos entrado a las políticas de mujeres y el desarrollo con perspectiva de género, o sea, siguen viéndonos como las que piden trabajo para ayudar a la casa, las que tienen un salario para comprarse chucherías, cuando en realidad la inversión que hacen las mujeres que trabajan, en sus familias, es fundamental.

Otro de los temas importantísimos es el embarazo infantil. Que las niñas entre 10 y 14 años se embaracen, cuando se embarazan de la misma edad (la mujer y el hombre) es apenas 1 por ciento; todas las niñas, entre los 9 y 14 años, que tienen embarazos, o sea, 99 por ciento son de adultos hombres. Entonces, en eso tenemos que tratar de intervenir, porque en 25 años no sólo no ha disminuido el embarazo infantil, sino se ha incrementado.

– (LLH): ¿Cómo lidiar una política de igualdad con una política de austeridad si necesitas presupuesto?

– (COA): Claro, bueno, hasta ahora lo que hemos platicado y discutido con el subsecretario de egresos, Gerardo Esquivel, es que el Instituto va a tener, al menos, el mismo presupuesto; que el Anexo 13 no va a disminuir, representa del PEF, 0.9 por ciento, pero además se gasta mal, porque no hay lineamientos y no hay una fiscalización real para que sea destinado a la igualdad. Si ese presupuesto se gastara bien, avanzaríamos; el problema es que se gasta mal.

– (LLH): ¿Cómo hacer que el resto de las instituciones, de los gobiernos, hagan su parte?

– (COA): Fíjate que lo que hemos platicado mucho y lo discutimos mucho en un grupo, y se lo presentamos a la magistrada Olga Sánchez Cordero, es que tiene que haber una corresponsabilidad, o sea, el Proequidad prácticamente son 380 millones de pesos que se van a los estados y municipios. Hay municipios que sólo destinan los 200 mil pesos que le dan al Instituto y, entonces, le dan a la titular, una silla, una computadora y párale de contar.

Lo que tiene que haber es una corresponsabilidad entre los municipios y los estados, y si el Gobierno Federal les da un peso, pues que sea concurrente ese peso; a lo mejor no puede, en el primer año, dar un peso, pero que den 50 centavos o que de 25 centavos. Debe haber corresponsabilidad.

– (LLH): ¿Cómo lograr los cambios estructurales que requiere este país para garantizar una igualdad para las mujeres?

– (COA): Es el cambio de la mentalidad, o sea, mientras no transformemos que la igualdad no es un tema menor, (sino) que es un tema de prioridad nacional, que es la vida de mujeres y hombres que tiene que mejorar; porque cuando mejoran las condiciones de vida las mujeres, mejoran las de la familia nuclear o ampliada, las de la pareja cualquiera que ésta sea, mejora la vida social.

Una mayor institucionalidad, que los secretarios de Estado se comprometan, tenemos que hacer no sólo de convencimiento sino también de normar cada vez más, que las instancias tienen que hacer su tarea.

– (LLH): Ese ha sido el gran tema…

– (COA): Y un órgano público descentralizado como el Inmujeres, lo que tiene que garantizar es un nivel de interlocución con esos secretarios de Estado, porque no nada más es para que me vigilen lo que yo hago, sino, porque como yo no soy ejecutiva, es que ustedes tienen que hacer.

– (LLH): ¿Cuáles serían las cosas que cambiarías en el Instituto Nacional de las Mujeres?

– (COA): Pues no conozco totalmente a la institución, ahorita estamos en ese proceso de que nos informen y de que nos digan, pero yo sí veo que hay, a veces, una actitud como de no incomodar al presidente y entonces, de repente, no hacen porque les dicen que no hagan.

– (LLH): ¿Sumisión, dirías?

– (COA): Pues sí, un poco lo que dice “La Boétie” en su libro de la servidumbre voluntaria, a veces las mujeres funcionamos así, nos convencemos que es mejor no incomodar a los otros. Y bueno, a mí alguien me preguntaba “¿y tú cómo estás ahí? pues a poco porque creen que he sido cómoda, pues porque he sido incómoda.

– LLH: Hay propuestas de legisladoras de Morena, de sancionar a los medios por sus contenidos sexistas ¿cómo miras este tema?

– (COA): Son los dos caminos: sí es normarlo, pero también es cambiar mentalidades, porque a veces es necesario normar. En el caso de los medios de comunicación son las dos cosas: sí es normar, pero también es que los medios capten, reflexionen, se autoevalúen de que esas imágenes que nos están proponiendo no son imágenes que generen igualdad.

– (LLH): ¿Qué empujar desde el Instituto para garantizar la justicia para las mujeres y erradicar la impunidad?

– (COA): El Instituto debe tener interlocución con las Cámaras de Senadores y Diputadas y con el Poder Judicial. Si tú no tienes una institución con estas tres patitas de los tres órdenes de gobierno, no va a funcionar la cosa y te lo digo porque a veces ni siquiera los casos llegan al Poder Judicial, sino se quedan en el Ejecutivo, se quedan en los Ministerios Públicos y en las procuradurías. Lo que tenemos que hacer en este país es, precisamente, políticas.

– (LLH): ¿Cuál sería tu posición desde el Instituto de las Mujeres sobre la prostitución?

– (COA): Ahí hay también como dos vías. Si tú me preguntas en lo personal, yo me inclino más por el abolicionismo.

Pero también, lo real, es que una gran cantidad de mujeres son víctimas de felonía, de padrotes (en el sentido peor de la palabra) y de trata; y si las mujeres no somos o no tenemos cada vez más autonomía para decidir qué queremos hacer, es muy difícil una política abolicionista. Entonces, necesitamos garantizarnos ser sujetas de derechos.

– (LLH): ¿Cómo traducir que las mujeres sean sujetas de derecho en una política pública?

– (COA): Mira, yo creo que lo podemos hacer desde la familia, desde la escuela y desde las instituciones públicas. Tenemos que enseñarles a las niñas que tienen derechos, y eso lo tenemos que hacer en la familia.

Es toda una transformación de la política pública. Primero lo tenemos que hablar para que les demos visibilidad y luego atender. Tienen que involucrarse muchas instituciones, por ejemplo, para diagnosticar la violencia laboral, las secretarías del trabajo tienen que reconocer, primero, que hay violencia y que cuando una mujer va y denuncia, le tienen que hacer caso. Que el Instituto norme esas políticas, que dé lineamientos para que las distintas instancias de la administración pública federal atiendan esos casos.

– (LLH): ¿Cómo supervisar el presupuesto para la igualdad?

– (COA): Mira, creo que para empezar lo tendría que hacer la Función Pública, es básico. Segundo, tiene que haber lineamientos para el gasto del presupuesto del Anexo 13, que es 0.9 y luego va quedando como en 0.7, no es mucho, pero tampoco es nada. Hay traslapes de programa; mal uso del mismo; recurso utilizado para las cenas de navidad, para papel del baño. No hay una supervisión real de ese ejercicio presupuestal.

– (LLH): ¿Tu relación como titular y el movimiento feminista, cómo sería?

– (COA): Bueno, lo primero es un reconocimiento, yo vengo de ahí, yo me formé ahí, tengo no solamente reconocimiento, sino también afecto con muchas de las compañeras de las cuales yo he aprendido. Esperaría la retroalimentación, el acompañamiento, el apoyo y el afecto; tener puertas abiertas para todas.

– (LLH): También tuviste un diálogo con Olga Sánchez ¿para qué funcionaron esas entrevistas?

– (COA): Mira, no lo sé bien, yo todavía me pregunto eso. Yo supongo que ella está haciendo una valoración de los currículums, no sé con base en qué ni cómo. Creo que es fundamental que a todas nos haya entrevistado. Cuando yo me entrevisté con ella nos caímos muy bien, supongo que casi con todas, porque ella me dijo “ay, todas me parecen tan maravillosas, tan buenas, todas tan especialistas en cosas”.

 

Entevista publicada originalmente en CIMAC Noticias
Por: Lucia Lagunes, periodista, feminista y Directora General de CIMAC
Twitter: @lagunes28

Llaman expertos de la ONU a gobiernos a derogar leyes que penalizan el aborto

Expertos en derechos humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) solicitó a los estados integrantes del organismo derogar las leyes que penalizan y restringen indebidamente el aborto.

En víspera del Día de Acción Global por un Aborto Legal y Seguro, los especialistas llamaron también a eliminar las políticas basadas en estereotipos anticuados, a liberar a las mujeres que se encuentren en prisión por interrupción del embarazo y a contrarrestar los estigmas contra esta práctica.

La posibilidad de las mujeres para tomar decisiones libres para ellas y sus familias no debe ser un privilegio reservado a las que tienen recursos, debe ser un derecho de cada una de ellas y cada niña en todo el mundo. Lo mismo sucede con el acceso a la salud y a la no discriminación.

El pronunciamiento es firmado por Kamala Chandrakirana, presidenta del grupo de trabajo sobre la Cuestión de la Discriminación contra la Mujer en la Legislación y en la Práctica; Dubravka Šimonovic, relatora especial sobre la Violencia contra la Mujer, sus Causas y Consecuencias, y Dainius Púras, responsable del Derecho de toda Persona al Disfrute del más Alto Nivel Posible de Salud Física y Mental.

Llamaron a que el 28 de septiembre se convierta en un día oficial de la ONU sobre el aborto seguro en el mundo, con el objetivo de fortalecer los esfuerzos para alentar a los gobiernos a discriminalizar el aborto y proporcionar servicios de salud reproductiva de manera legal, segura y asequible.

Indicaron que demasiadas mujeres sufren leyes discriminatorias que restringen su acceso a una atención médica adecuada y limitan sus habilidades para tomar las mejores decisiones para ellas y sus familias.

Para conmemorar este día, instamos a todos los estados a que pongan fin a la criminalización del aborto y aseguren que todas las mujeres puedan acceder a los servicios de salud necesarios, incluida la atención sexual y reproductiva de manera segura, en consonancia con sus derechos humanos.

Los expertos apremiaron a los países del orbe a garantizar que sus leyes, políticas y prácticas se basen en sus obligaciones en materia de derechos humanos y en el reconocimiento de la dignidad y la autonomía de las mujeres.

Actualmente, hay muchos factores que contribuyen a que a las mujeres les sean negados los servicios esenciales de salud para la interrupción del embarazo y la atención posterior al aborto. Éstos incluyen la criminalización, la reducción de ladisponibilidad de servicios, la estigmatización, la disuasión y las actitudes despectivas de los profesionales de la salud. Estos factores empujan a millones de mujeres a procedimientos inseguros y las dejan sin tratamiento esencial para su recuperación.

Enfatizaron que negarles el acceso a la atención médica necesaria es inherentemente discriminatorio y constituye una violación de sus derechos humanos.

¿Independencia para las Mujeres?

La guerra de Independencia sí tenía un fin muy concreto: que este país fuera libre y soberano, que tuviera su propia autodeterminación sobre su forma de gobierno y no dependiente de los intereses del Imperio.

Miguel Hidalgo promovió la libertad y la igualdad. Abolió la esclavitud, pero de ¿cuál libertad hablamos ahora cuando cientos de mexicanas y mexicanos no son “vistos” por el gobierno, cuando más de 54 millones de estas y estos “orgullosamente mexicanos” viven en la pobreza?

José María Morelos y Pavón luchó por la desaparición de las castas y 200 años después, existe un racismo exasperante. En la Guadalajara, de todavía hace muy pocos años, no se dejaba entrar a los “indios” en calzones de manta, quizá porque afeaban la ciudad, o de plano, no era una vista agradable para la sociedad tapatía. Hoy, nos dan lástima las mujeres indígenas que venden papas en las plazas de la ciudad y que con la venta de las mismas, sobreviven.

La igualdad anhelada hace 207 años todavía no llega, la discriminación y la pobreza permanecen. La igualdad alcanzada para los hombres: el derecho al voto y el reconocimiento de sus derechos plenos, aún no nos alcanzan a las mujeres. La discriminación por cuestiones de género permanecen.

La historia independentista también le debe mucho a las mujeres, pues apenas aparecen dos mujeres: Leona Vicario y Josefa Ortíz. De Leona Vicario, se recalca ser esposa de Andrés Quintana Roo y de Josefa Ortíz se le recuerda por haber tocado el tacón en su habitación para informar que habían descubierto a los conspiradores. Aparecen como dos mujeres ricas que hacían fiestas en sus casas, en donde se reunían los insurgentes para conspirar contra el Imperio y acompañaban “a”…

Ellas, y miles de mujeres, participaron de manera activa por la Independencia de este país. Hoy se ha recuperado su lucha a través de investigaciones realizadas por mujeres, que da cuenta que Leona Vicario produjo una publicación que se ocupó de los derechos de las mujeres en un contexto social mucho más opresivo para la población mexicana. Según Elvira Hernández, existen datos que la describen cargando una pequeña imprenta mientras recorría los campos de guerra. Pudo hacerlo, porque era inteligente y se le conoce como la primera periodista.

Leona es representante de un grupo de mujeres que dirigían sus propios talleres, administraban haciendas y sostuvieron sus hogares. Igual hubo numerosas viudas, madres solteras o abandonadas que se hicieron cargo del papel que, supuestamente, debían desempeñar los hombres.

En esa época, como en la actual, las mujeres, además de hacer las tortillas y cocinar, cosían la ropa, elaboraban utensilios, criaban animales, atendían a los viejos y enfermos y parían los hijos que su vientre pudiera aguantar, además del trabajo en los mesones —una especie de hoteles—, tiendas o talleres.

La Independencia no hubiera sido posible sin la participación de las mujeres, pero ello no se ha traducido en un reconocimiento social y colectivo. Aun falta mucho para el reconocimiento pleno del 52% de la población que somos las mujeres y que participamos de manera activa, solidaria y constante en la lucha por un nuevo país.

Hoy a 207 años de la independencia, las mujeres queremos seguir vivas, queremos ser libres, queremos ser reconocidas y con derechos plenos.

Denuncian a locutor ante Conapred por dichos contra mamás

Horacio Jiménez
El Universal

Diputadas de Movimiento Ciudadano presentaron una queja ante el Conapred en contra del conductor de radio Sergio Zurita Chávez por sus comentarios discriminatorios realizados el día 7 de septiembre en el programa “Dispara, Margot, Dispara” de la empresa MVS.

Los dichos de Zurita se suscitaron luego que se comentó un cartel que invitaba a las madres de familia de una escuela a no ir por sus hijos con minifaldas, blusas escotadas, transparentes o con tirantes.

A lo que el locutor dijo: “Señoras, no sean estúpidas. Ir a recoger a sus hijos en hot pants va a hacer sufrir a sus hijos, los niños de junto van a decir qué buena está tu mamá, o que aguada está tu mamá. No señoras, no tienen derecho antes está la felicidad de sus hijos, si no tienen hijos salgan en pelotas a la calle”.

Las legisladoras que acudieron ante esta instancia fueron: Verónica Delgadillo, Mirza Flores y Candelaria Ochoa.

“En un país donde 2 de cada 3 mujeres han sufrido algún tipo de violencia y en el que 7 mujeres son asesinadas al día, no podemos permitir que este tipo de declaraciones queden sin castigo, hacerlo sería un acto de irresponsabilidad. No nos vamos a quedar con los brazos cruzados y por eso vamos a presentar una queja ante la Conapred por los comentarios de discriminación vertidos por este conductor” señaló la diputada Verónica Delgadillo.

Por su parte, Mirza Flores señaló que no es un hecho aislado, ni se puede tomar a la ligera el caso. “Una disculpa no es suficiente, queremos que este tipo de eventos no vuelvan a suceder, porque detrás de estos insultos, lo que hay detrás es un discurso de odio, es un discurso de violencia en contra de las mujeres” dijo la diputada ciudadana.

La diputada Candelaria Ochoa destacó que la lucha de las mujeres por ganar derechos lleva más de 40 años y señaló que es importante combatir todas las formas de violencia que afectan en particular a las mujeres y llamó a la denuncia. “a quienes viven la discriminación al interior de sus medios, tienen la obligación de denunciarlos” comentó a los medios de comunicación.

La queja fue presentada por las diputadas en representación de las mujeres mexicanas agredidas por los comentarios discriminatorios y cargados de un lenguaje violento, por lo que se solicita que el Consejo actúe de forma procedente y recomiende las medidas de reparación que correspondan al caso.

rp zurita 001

rp zurita 004

Michelle Bachelet y el eclipse de las mujeres en la política de América Latina

Por Ernesto Lodoño

Quizá la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, es la que más se regocijó con el hito.

Durante unos cuantos años, ella y otras dirigentes presidieron gran parte de América del Sur y representaban a más de la mitad de la población del continente. Sus presidencias —en Brasil, Argentina y Chile— convirtieron a la región en un ejemplo de la búsqueda global por lograr un lugar más equitativo para las mujeres en la política.

Sin embargo, con la destitución de una de ellas —la brasileña Dilma Rousseff— y la batalla para defenderse de los cargos de corrupción que ha entablado la otra —Cristina Fernández de Kirchner de Argentina—, Bachelet se encuentra en una posición inquietante: es la única mujer que lidera un país en toda América.

Y en unos meses dejará de serlo.

Cuando termine su mandato el próximo año, no se espera que haya una presidenta en ninguno de los países del norte, centro o sur del continente ni del Caribe, lo que constituye un notable revés en una parte del mundo donde, hasta hace poco, se habían elegido mujeres para liderar a las democracias más influyentes.

“Tal vez tuvimos un ciclo de hiperabundancia”, dijo Bachelet en una entrevista.

El fin de la era Bachelet está despertando cuestionamientos incómodos entre los defensores de los derechos de las mujeres que tenían la esperanza de que los antecedentes recientes de mujeres elegidas para cargos en la región representarían un paso duradero hacia la equidad de género.

Decenas de países en todo el mundo, incluido Chile, han adoptado sistemas de cuotas de género como parte de un esfuerzo por aumentar la representación femenina en el gobierno. Aun así, el progreso en la votación de más mujeres para los órganos legislativos en la región y más allá ha sido obcecadamente lento. Todavía no se cumple la meta establecida por las Naciones Unidas en la década de los años noventa, de que al menos un 30 por ciento de los legisladores del mundo fueran mujeres; hoy en día, la cifra global es solo del 23 por ciento.

“En todos esos países en que se han producido importantes avances hacia la equidad de género, la tendencia puede revertirse fácilmente”, dijo Lakshmi Puri, directora ejecutiva adjunta de ONU Mujeres, agencia de las Naciones Unidas que alguna vez fue dirigida por Bachelet y que se creó en 2010 para promover los derechos de las mujeres y su empoderamiento.

“Se dan tres pasos adelante y tres atrás”, dijo Puri.

Bachelet, Rousseff y Fernández de Kirchner llegaron al poder con el respaldo de funcionarios populares del sexo masculino en un momento en que a los votantes les atraían los partidos de izquierda que prometían construir sociedades más igualitarias.

Sin embargo, la imagen pública de las tres mandatarias y de las fuerzas políticas a las que pertenecen resultó afectada cuando las economías regionales se contrajeron al caer los precios de las materias primas y luego de una serie de escándalos de corrupción que han desatado dudas sobre sus liderazgos e integridad.

Si bien los presidentes a menudo ven cómo su aprobación cae mientras desempeñan su cargo, el trío de mandatarias sudamericanas dice que su género las expuso a reacciones particularmente virulentas.

En una entrevista reciente, Rousseff dijo que la “llamaron vaca como seiscientas mil veces” y atribuyó su caída, en parte, a la misoginia. La brasileña indicó que a ella la calificaban de ser dura y severa y “a un hombre lo habrían considerado firme y fuerte”, o que la criticaban por ser emocional “pero a un hombre lo habrían considerado sensible”.

El sucesor de Rousseff, Michel Temer, designó a un gabinete compuesto exclusivamente por hombres. El congreso de Brasil, por su parte, es uno de los órganos legislativos con mayor presencia masculina en la región; solo hay un 11 por ciento de legisladoras.

“Lo que no se les exige muchas veces a los hombres en la política sí se les exige a las mujeres. Y yo a lo que aspiraría es que el patrón, el corte, sea con la misma tijera”, dijo Bachelet.

“Creo que esto tiene que ver con sociedades machistas en las que a la mujer le ha costado irse ganando su espacio. Creo que se ha avanzado tanto en Chile como en el mundo y en América Latina, pero queda mucho por avanzar”, añadió.

Bachelet, quien tiene 65 años y es pediatra, comenzó su carrera en el gobierno como consejera en el Ministerio de Salud y ascendió con rapidez hasta convertirse en la primera secretaria de Salud de Chile, en el 2000, y después fue la primera secretaria de Defensa del país, en 2002.

Obtuvo su primera victoria presidencial con un amplio margen en 2005 y sustituyó a su aliado político, Ricardo Lagos. Bachelet no fue la primera jefa de Estado de la región, pero es considerada como la primera en haber sido elegida por sus propios méritos, sin haber sido apuntalada por un esposo con poder político. Fue un momento inspirador para las mujeres de toda América Latina, al ayudar a generar “en las niñas la percepción de que no hay límites”, dijo Bachelet.

Aunque después de que se calmaron las celebraciones en la noche de su primera victoria, Bachelet regresó a casa con el peso de un breve encuentro que tuvo en un evento de campaña.

“Si usted es elegida presidenta mi marido no me va a golpear nunca más”, le dijo una votante a Bachelet. La mandataria señaló que fue aleccionador “saberme depositaria de sueños y anhelos de tanta gente que tenía muchas expectativas con un gobierno mío”.

Durante su primer mandato, Bachelet encabezó reformas legislativas para frenar la discriminación laboral, proteger a las víctimas de violencia doméstica y ampliar el acceso a los servicios de salud para las mujeres argumentando que construir una sociedad más igualitaria no solo era un asunto de igualdad.

“Yo siempre hago una analogía futbolística”, dijo Bachelet. “Si de los 11 jugadores solo participan la mitad, no podemos ganar ningún juego. El país para desarrollarse requiere de todas las capacidades de los hombres y las mujeres”.

Cuando dejó el cargo en 2010, pues no hay reelección para mandatos consecutivos presidenciales en Chile, fungió como la primera directora ejecutiva de ONU Mujeres. Le brindó el poder de su fama a una nueva agencia que financiaba iniciativas para combatir la pobreza, trabajaba para reducir la violencia de género y cabildeaba a favor de reformas políticas para que fueran electas más mujeres.

Sin embargo, las ambiciones de la agencia se redujeron porque no fue posible recaudar los 500 millones de dólares de fondos anuales contemplados originalmente. El año pasado, su presupuesto rebasó por muy poco los 327 millones de dólares.

Bachelet regresó a la política, al postularse y ganar en 2013. Durante su segundo mandato creó el Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género e impulsó una reforma electoral que establece que por lo menos el 40 por ciento de los candidatos a cargos públicos deben ser mujeres. Un segundo legado que espera dejar antes de retirarse del cargo el próximo marzo es la despenalización parcial del aborto por tres causales, medida que está siendo debatida en el congreso.

No obstante, la chilena dijo que saldrá de la presidencia con muchos asuntos inconclusos. Las mujeres solo suman el 16 por ciento del cuerpo legislativo. Además ganan aproximadamente un 32 por ciento menos que los hombres, son más susceptibles de caer en el desempleo y tienen menos probabilidades de obtener créditos. “La cultura es lo que más cuesta cambiar”, dijo Bachelet.

En junio el expresidente Sebastián Piñera, quien va a la cabeza en la carrera por sustituir a Bachelet, fue blanco de ataques después de que se divulgó un video en el que bromea sobre la violación para tratar de animar a una muchedumbre en un evento de campaña. Bachelet estuvo entre las personas enfurecidas. “La violación es la expresión del peor tipo de violencia contra las mujeres”, escribió en Twitter. “Bromear al respecto es denigrarnos a todas, y eso es inaceptable”.

Puede que la misoginia siga siendo palpable en la política chilena, aunque Virginia Guzmán, socióloga del Centro de Estudios de la Mujer en Santiago, dijo que las presidencias de Bachelet han dejado una marca indeleble en la sociedad. Reconoció que las mujeres aún tienen una representación baja en la política, pero dijo que en los años recientes se han vuelto más influyentes en otras esferas del poder, incluyendo sindicatos y movimientos estudiantiles.

“Creo que se le recordará como alguien que trató de conducir al país hacia una mayor democracia de formas muy importantes”, dijo Guzmán de la presidenta. “Las mujeres, y la sociedad en general, ahora están más empoderadas en términos de sus derechos”.

Aunque fue una dirigente popular durante su primer periodo, Bachelet dijo que a menudo sentía que se le imponía un estándar diferente que a los políticos de sexo masculino. Cuando su predecesor se emocionaba por algo en público, cuenta Bachelet, era alabado como un hombre sensible. “Si yo me emocionaba por algo, se me llenaban los ojos de lágrimas o se me apretaba la garganta porque sucedía una situación dramática, yo era una mujer ‘sin control de mis emociones’”, señaló.

Le fastidiaba que, cuando los editoriales criticaban sus decisiones, suponían que había seguido malas recomendaciones de consejeros varones. “Hay una dificultad para entender que una como mujer tiene capacidades de pensamiento, de decisiones muy autónomas”, indicó.

Aunque las expresidentas de Argentina y Brasil eran diferentes de Bachelet en cuanto a estilo y estrategias políticas, también hablaban de estar sujetas a críticas basadas en el género y ataques mucho más cruentos.

A la argentina Kirchner, quien dejó el cargo en 2015, con frecuencia le decían “yegua”, término usado para llamar a las prostitutas en la jerga. Los críticos de Rousseff, de Brasil, llegaron a poner calcomanías en su auto con una imagen de la presidenta de piernas abiertas justo donde se inserta la manguera de la bomba de gasolina.

Cuando las mujeres que se dedican a la política se quejan de la doble moral y de la misoginia en ese campo, a menudo se les acusa de usar a su favor argumentos sexistas, dijo Farida Jalalzai, una profesora de Ciencias Políticas de la Universidad de Oklahoma que publicó un libro el año pasado sobre las presidentas latinoamericanas.

“Ni siquiera es sutil; es evidente”, dijo. “Es un contragolpe para tratar de intimidarlas y que permanezcan donde están”.

El porcentaje de legisladoras en todo el mundo se ha elevado en la última década –de 11 por ciento en 1995 al 23 por ciento–, pero el progreso se ha estancado, según la Unión Interparlamentaria (UIP), un grupo que promueve la comunicación y las mejores prácticas entre los organismos legislativos.

“Tomará otros 50 años alcanzar la paridad si continuamos a este ritmo”, dijo Zeina Hilal, quien estudia género y política en la UIP. Dijo que las mujeres tienen dificultades para recaudar fondos, llegar a puestos de liderazgo en sus partidos políticos y vencer el sesgo de los votantes respecto a la capacidad de liderazgo de las mujeres.

Iván Aleite, un hombre chileno que trabaja como chofer en Santiago, dijo que le urge que termine el mandato de Bachelet. Su popularidad va en declive, consecuencia de una economía inactiva e investigaciones judiciales sobre los negocios de bienes raíces realizados por su hijo y su nuera, lo que Aleite dice son indicadores de que las mujeres no tienen capacidad para ser dirigentes.

“Tengo una teoría sobre por qué eligieron a Donald Trump”, dijo Aleite. “Los estadounidenses vieron los resultados de las presidentas en otras partes del mundo y la verdad es que, con excepción de Angela Merkel, ninguna ha tenido lo que se necesita para gobernar”.

Jalalzai ya había escuchado este argumento antes, en sus entrevistas a votantes latinoamericanos. Sin embargo, recalcó que si Trump pasa a la historia como “un presidente terrible, la gente no dirá que fue así porque era hombre”.

Queja en CONAPRED contra el gobernador de Hidalgo por actos discriminatorios

El Gobernador del Estado de Hidalgo, Omar Fayad Meneses, en un acto público realizado el día 16 de diciembre en la cabecera municipal de Acaxochitlán, en el estado de Hidalgo, realizó la siguiente declaración:

[las mujeres indígenas] “La que menos (hijos) tiene, tiene tres, por eso se acaban las estufas, ya les dije que ya duerman con ropa, producen mucho chamaco y el riesgo es que los chamacos se queman cuando dejan las estufas adentro del jacal”.

Esta es discriminatoria y misógina pues estigmatiza y condena las prácticas sexuales y culturales de las mujeres indígenas, cuestiona el derecho a decidir y planificar el número de hijos y hace el señalamiento a la mujer como la responsable de una problemática social.

Estas palabras nos parecen preocupantes, pues la discriminación sigue siendo una de las más sentidas problemáticas sociales de nuestro país y las principales víctimas de esta son las mujeres y los indígenas.

También, el día 16 de diciembre, en un acto de fin de año con los profesores de la sección 15 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), el gobernador Omar Fayad tuvo la puntada de rifar “una cena” con la secretaria de educación pública del estado Sayonara Vargas Rodríguez.

Esta es, sin duda, una acción misógina. La cosificación de la mujer: hacer de ella un objeto que puede ser utilizado como mercancía, es una de las peores prácticas que atentan contra la dignidad de las personas y en especial de las mujeres.

Es preocupante porque a pesar de ser “una broma” desvela la idea que se tiene sobre la mujer. En este sentido, recordemos que el lenguaje tiene intención, que refleja una visión del mundo y que educa en torno a ella. Por eso la broma fomenta la práctica de cosificación de la mujer y mantiene el patrón de sometimiento al que ha sido sometida.

Y finalmente, nos parece más preocupante que una figura institucional sea quien realice estos tipos de actos, pues con ellos viola al menos los artículos 1, 2 y 4 de la constitución y fomenta y fortalece las prácticas discriminatorias, machistas y misóginas que por desgracia aún persisten y que tanto ha costado a la sociedad avanzar en su erradicación

EL GOBERNADOR DE HIDALGO DEBE UNA DISCULPA PÚBLICA: CANDELARIA OCHOA

21 de diciembre de 2016.

Las desafortunadas declaraciones misóginas y discriminatorias expresadas en días pasados por el Gobernador del Estado de Hidalgo Omar Fayad Meneses, no pueden quedar en el olvido, razón por la que la Diputada Ciudadana Candelaria Ochoa, presentó un punto de acuerdo en el Congreso de la Unión, para que la Comisión Permanente se pronuncie sobre dichos comentarios.

La diputada acotó que somos un país que discrimina principalmente a mujeres indígenas, por lo que resulta preocupante en extremo que un Gobernador se refiera a este sector de manera despectiva y machista, descalificando su forma de vida y prácticas sexuales, lo que viene a comprobar que desde las mismas instituciones se fomentan las prácticas y acciones de discriminación.

Recordó Ochoa Ávalos que el día 16 de diciembre se realizó un evento para la entrega de estufas ecológicas en la cabecera municipal de Acaxochitlán, en el estado de Hidalgo. Ahí, el gobernador del estado Omar Fayad dijo en su presentación que: – las mujeres indígenas- “La que menos (hijos) tiene, tiene tres, por eso se acaban las estufas, ya les dije que ya duerman con ropa, producen mucho chamaco y el riesgo es que los chamacos se queman cuando dejan las estufas adentro del jacal”

La anterior es una declaración a todas luces discriminatoria y misógina y atenta contra los artículos primero, segundo y cuarto de la constitución, aseguró la legisladora, por lo que directamente hizo un exhorto a Omar Fayad Meneses a retractarse y evitar este tipo de declaraciones y acciones, así como adoptar el enfoque de género y no discriminación en su actuar institucional como gobernador del Estado.

Cabe señalar que el mismo día (16 de diciembre), el gobernador acudió a un evento con trabajadores de la Educación donde tuvo la “ocurrencia” de “rifar una cena” con la secretaria de educación Sayonara Vargas Rodríguez, lo que es considerado como una práctica de cosificación de la mujer y mantiene el patrón de sometimiento al que ha sido expuesta por siglos, explicó Candelaria Ochoa.

Por todo lo anterior la diputada Jalisciense por Movimiento Ciudadano, adelantó que presentará denuncia ante la CONAPRED para que el gobernador pida una disculpa pública.

MOVIMIENTO CIUDADANO LANZA CAMPAÑA NACIONAL #NOERESBIENVENIDO, PROPUESTA POR LA DIPUTADA CANDELARIA OCHOA

Guadalajara, Jalisco a 25 de noviembre de 2016.

Si eres violento con las mujeres #NoEresBienvenido, es el lema de la Campaña Nacional  propuesta por la diputada federal por Jalisco Candelaria Ochoa Ávalos, que este viernes fue lanzada a través de la plataforma de Movimiento Ciudadano, en el día Internacional de la Eliminación de la violencia contra las Mujeres que se conmemora este 25 de Noviembre, un día que no es para festejar dijo, sino para manifestar que se lucha por erradicar esta violencia.

Esta no es una campaña más, la diferencia  radica en que esta vez se pretende que los hombres le hablen a otros hombres de que no es correcto ejercer violencia contra las mujeres. Por tradición las mujeres hemos sido interlocutoras de los hombres y no los hemos involucrado directamente en esta cruzada, hoy se pretende hacer  la diferencia e incorporarlos para que se hablen entre ellos, dijo Ochoa Ávalos.

“En Movimiento Ciudadano entendemos que no podemos quedarnos de brazos cruzados ante la violencia contra las mujeres. En México 7 mujeres al día son asesinadas, dos de cada tres han sufrido violencia de género, una de cada dos ha sido violentada por sus parejas, una de cada cinco sufre violencia laboral y toda esa violencia viene de manos de quien supuestamente nos quiere”.   

Si eres violento con las mujeres queremos darte un mensaje, “No eres bienvenido”, dijo  la diputada Ciudadana.

“Si en este barrio lastimas a las mujeres, no eres bienvenido”
“Si crees que la mujer vale menos, no eres bienvenido”
“Si humillas a las mujeres en esta escuela, no eres bienvenido”.

En rueda de prensa, Candelaria Ochoa instó a alzar la voz y rechazar públicamente la violencia de género a través de redes sociales y del hashtag #NoEresBienvenido, e invitó a la ciudadanía en general a utilizarlo para que el mensaje suene claro y fuerte. Durante la presentación de la campaña se transmitió un spot con voces masculinas del partido que incluye la del Presidente Municipal de Guadalajara Enrique Alfaro, rechazando enfáticamente la violencia en contra de las mujeres.

Por su parte el Coordinador Nacional de Movimiento Ciudadano Dante Delgado destacó el trabajo notable de Candelaria Ochoa en la lucha por reivindicar los derechos de la mujer y elogió la dimensión y profundidad de esta campaña nacional en contra de la violencia. A su vez el Coordinador de los diputados en el Congreso de la Unión Clemente Castañeda, felicitó al equipo de MC y en especial a Ochoa Ávalos por su compromiso en este tema y agradeció a la dirigencia nacional por el apoyo en el lanzamiento de la citada campaña.

Para finalizar la diputada Ciudadana dijo que espera que hombres y otros partidos políticos se sumen  a este mensaje que Movimiento Ciudadano divulga hoy,  con el fin de que no se atente más en contra de las mujeres.

 

Rueda de Prensa

Crónica ganadora sobre Guadalajara.

 

Era una mañana fresca y otoñal en la hermosa otrora ciudad de las rosas, Guadalajara, Lía venía de Roma, hacía un tiempo que se habían conocido ella y Alfonso, pero nunca en persona, las almas quisieron conocer sus cuerpos. Lía tenía aproximadamente 23 años, delgada, alba como la luna, de ojos verdes como la marea, él rayaba en los 37.

Sonaron las campanas de Catedral,  apenas eran las 10 de la mañana, Alfonso se sentó a esperarla en un café a un costado del Degollado, por un rato fingiendo que leía una revista que había comprado; pero cada pisada le hacía volver la mirada alrededor,  después de esperar casi media hora, sintió su llegada, se miraron de reojo, se  rehuyeron, fingieron no saber que eran ellos, él buscó su rostro, sabía exactamente cómo era, conocía muy bien sus facciones aunque jamás la había visto en persona.

Caminaron por la Plaza de los tres poderes, él le contó sobre la historia de Hidalgo y lo importante que fue esta ciudad en su lucha contra el mal gobierno virreinal, aquí justamente en el Palacio de Gobierno del Estado, Hidalgo proclamó la abolición de la esclavitud para todas las Américas, Lía escuchaba atenta y maravillada de estar por primera vez con Alfonso.

Después él la llevo a una tienda llamada “El Vapor” en los portales frente a la catedral, ahí pidió permiso para subir al balcón frente a la misma, el mismo dueño de la antigua tienda encomendó a un empleado de avanzada edad a que los encaminara al mirador, abordaron un viejo elevador y salieron en el último piso, que se usaba como almacén abandonado, de ahí subieron por una pequeña escalinata que los condujo al balcón, ahí pudieron observar la catedral en todo su esplendor en la privacidad de un lugar que pocos conocían.

Caminaron,  tan lejanos como sólo aquellas personas que no son nada saben hacerlo. Divisó el horizonte tan distante y tan profundo y descubrió cómo las nubes solitarias pasaban volando. Le hablaba en español y un pésimo italiano. Y ella le escuchaba de nuevo, calmada e inquieta hasta que ambos rieron y le dijo que le gustaba reír, entonces ella sonrió y supo que era la oportunidad para besarla.

-Lía, mira, el punto donde las calandrias parten en la Plaza de los Tres Poderes, que te parece si subimos a una y recostada en mi hombro, vemos el atardecer con una serenata.- Dijo con entusiasmo.   -Andiamo amore mio,-  gritó al tiempo que Lía reía a carcajadas, la tomó por la cintura y subieron a una calandria.

Subieron a una calandria, de inmediato la cabeza de Lía encontró el abrigo de Alfonso en su hombro, parecía como si este fuera un molde y al compás de “Guadalajara, Guadalajara”, el sol se ocultó frente a sus ojos.

Caminaron por la Plaza Tapatía y al finalizar, ingresaron al Instituto Cultural Cabañas, antes un hospicio, y ahora Patrimonio Cultural de la Humanidad proclamado por la UNESCO en diciembre de 1997.

Recorrieron los patios del mismo, ella maravillada con la grandeza arquitectónica del lugar. Y para finalizar el recorrido, observaron tendidos en una banca, cabeza con cabeza, la obra cumbre de José Clemente Orozco, “El Hombre en Llamas”, allí permanecieron por más de una hora en silencio, dejando pasar los minutos, escuchando sólo sus pensamientos, ambos hundidos en la misma fantasía.

Crónica de: Juan Pablo Sánchez González

 

 

QUE LOS ESTADOS Y MUNICIPIOS RINDAN CUENTAS DE LOS RECURSOS FEDERALES QUE RECIBIERON: CANDELARIA OCHOA ÁVALOS

8 de septiembre de 2016

Con el fin de evitar la discrecionalidad en el ejercicio de los recursos que otorga la Federación a los estados y municipios, a la vez de combatir la corrupción y fortalecer la transparencia y rendición de cuentas, la diputada federal Jalisciense por Movimiento Ciudadano Candelaria Ochoa Ávalos, presentó una iniciativa en Palacio Legislativo de San Lázaro, para que éstos informen sobre el destino y los montos de las participaciones federales que recibieron y  se dé a conocer a la ciudadanía de cómo, en qué y por qué se gastaron dichos recursos.

“A partir de la adhesión al Sistema Nacional de Coordinación Fiscal, han sido manejados en muchos casos de forma opaca y discrecional, confundiendo la autonomía que la ley le otorga para su manejo, con total impunidad”, dijo la legisladora.

Agregó que en muchas ocasiones los recursos han sido utilizados como cajas chicas de los gobernadores y presidentes municipales o como instrumento de presión política de los estados hacia los municipios.

Ochoa Ávalos hizo hincapié en que el hecho cobra relevancia porque en algunos casos el porcentaje de las participaciones son muy elevados.

“Para este año 2016 las participaciones federales equivalen al 42% de los recursos transferidos desde la federación a los estados y municipios. Más aun, cuando se considera a los ingresos presupuestarios de los estados y municipios en lo individual, se tiene que hay estados en donde las  participaciones son en promedio el 90% de sus ingresos totales y en los municipios, en un promedio del 65%. Pero hay casos de municipios rurales en los que las participaciones federales representan más del 90% de sus ingresos presupuestarios”.

La propuesta, añadió, responde también a la esencia de la reciente reforma en materia de anticorrupción aprobada el 16 de junio de este año por la cual se promulgó la nueva Ley de Fiscalización y Rendición de Cuentas de la Federación, en la que se consolida la atribución de la Auditoria Superior de la Federación para fiscalizar las participaciones federales de los estados y municipios,  al establecer que éstos informen de manera anual, el destino y monto de las participaciones federales recibidas.

Advirtió la diputada que los recursos federales deben blindarse de posibles tentaciones, por parte de los gobernadores y presidentes municipales.

“Debemos evitar que en el futuro tengamos de nuevo Duartes, Moreiras, Borges y otros tantos personajes tristemente ilustres por haber vaciado las arcas públicas y no rendir cuentas”, concluyó.